6 de marzo de 2014

Agradables sorpresas

2 comentarios
 
El fútbol es agraciado hasta para elegir un equipo que de la campanada en una competición. (salvo Grecia en la euro 2004)


Dio con la tecla en la Euro 96, cuando la selección checa, después de fraccionarse con Eslovaquia, se clasificó por primera vez para participar en una competición oficial y conseguir su mayor hito histórico
Quien iba a imaginar la fabulosa bienvenida que le dio este deporte?

Consiguieron eliminar a la Italia de Sacchi en la fase de grupos mostrando un fútbol alegre.
Solo su aparente inocencia les podía romper en pedacitos su magna heroicidad.
Pero siguieron volando alto y en cuartos derrumbaron la torre portuguesa de Luis Figo.
Karel poborsky se ganó su fichaje por el Manchester united gracias, entre otras cosas, a esta pulcra picada de su bota, o lo que es lo mismo pero más efectivo...a su GOLAZO (segundo 22)




Lograron ser subcampeones de europa, solo les pudo parar la pesadilla de siempre, Alemania.

Bueno......no siempre, Alemania, como campeona de Europa, cayó dos años después,en cuartos de final del mundial de Francia, ante los encantos de otra selección recién aparecida, que ya mostró signos de fortaleza y talento en la mencionada euro.
Es la Croacia de Boban, Suker, Asanovic, Jarni o Stanic, entre otros; seguramente más conocida que la checa.
obtuvieron un valioso tercer puesto (su mejor resultado) y plantaron cara en semifinales a la que fue campeona del mundo de ese mundial, Francia.


suker y boban celebrando 3 puesto

Dos selecciones que lograron sorprender a todo espectador y que con su radiante talento alcanzaron el mérito de ser recordadas para siempre.
Seguramente nunca habrá una selección croata y checa con tanta aleación de jugadores con tanta capacidad para hacer cosas grandes.
Pero nada es seguro...... y en el fútbol menos