14 de julio de 2015

El anecdótico encuentro entre Redondo y Maradona

0 comentarios
 
Sucedió el 3 de enero de 1993. Maradona quería reencontrarse con el fútbol en el Sevilla y llevaba una temporada un tanto irregular. El pelusa visitaba el Heliodoro Rodríguez López para jugar ante el Tenerife, donde jugaba una joven promesa argentina, Fernando Redondo.


Redondo llevaba tres temporadas en el club canario, procedente de Argentinos Juniors (club donde también empezó Maradona su carrera), y ya empezaba a escuchar rumores sobre su marcha a un equipo más grande.
Por otro lado, en los banquillos se enfrentaron Jorge Valdano y Angel Cappa, defensores del fútbol de Menotti, frente a su enemigo, Carlos Bilardo.
Maradona, que sentía predilección por el juego del 5, en su biografía 'Yo soy El Diego' cuenta como fue aquel día: "Me acuerdo que armaron un quilombo bárbaro antes del partido contra el Tenerife, por mi duelo con Redondo y por el enfrentamiento entre bilardistas y menottistas, porque a ellos les dirigía Valdano, y con él estaba Angel Cappa. Yo le di la mano a Redondo antes de empezar el partido y punto, lo dejamos a todos con las ganas de pelea".
En aquel partido el 10 fue expulsado por protestar. Redondo, que tenía amarilla, realizó una entrada por detrás a Maradona. El árbitro del partido se equivocó y mostró la tarjeta roja a Pizzi, a lo que Maradona reaccionó protestando y gritando "fue el cinco, fue el cinco". El arbitro interpretó como menosprecio las protestas airadas de Diego y le acabó expulsando.
El partido lo acabó ganando el Tenerife, pero curiosamente fue el comienzo de una bonita amistad entre dos grandes jugadores; uno que veía como se apagaba su llama y otro que empezaba a sonar para equipos fuertes del continente europeo.