16 de marzo de 2016

A la Euro con... Alemania

0 comentarios
 
Con la consecución del Mundial en 2014, la selección alemana recogió sus merecidos frutos tras muchos años de exhaustivo cuidado del fútbol base en el que se realizó un cambio radical en las metodologías y en la filosofía de juego. 


Durante estos dos años la 'Mannschaft' ha dado un pequeño bajón en su rendimiento y ha tenido más de un quebradero de cabeza en la fase de clasificación, perdiendo ante selecciones como Irlanda o Polonia y consiguiendo el pase en la última jornada. Pero mucho tiene fracturarse la máquina alemana para no verla en las rondas finales donde deberán demostrar que los problemas que han tenido fueron a causa de la relajación. 

Los fijos de Low

.Portero 

Neuer (Bayern)

Ter Stegen (Barça)
Leno (Leverkusen)


.Defensas

Hummels (Bvb)
Boateng (Bayern)
Mustafi (Valencia)
Höwedes (Schalke 04)
Hector (Colonia)

.Centrocampistas

Schweinsteiger (United)
Khedira (Juventus)
Kroos (R.Madrid)
Özil (Arsenal)
Draxler (Wolfsburg)

Kimmich (Bayern)
Emre Can (Liverpool
Weigl (Bvb)
Götze (Bayern)

.Delanteros

Sané (Schalke 04)
Müller (Bayern)
Schurrle (Wolfsburg)
Mario Gómez (Besiktas)
Podolski (Galatasaray)


Bajas importantes

Gundogan (B.Dortmund)
Reus (B.Dortmund)
Rudiger (Roma)

Once y estilo de juego


Como ya sabréis, el conjunto teutón se ha acercado al fútbol posesión y ya no practica un fútbol directo basado en el físico de antaño. La aparición de los nuevos talentos con un perfil distinto al rudo alemán de anteriores épocas ha facilitado la transición a un fútbol más atractivo. 
Durante la fase de clasificación, Löw ha confiado en el esquema 4-2-3-1. El once inicial es complicado de predecir pero por lo visto en los últimos partidos, esta puede ser la formación más cercana. Tras la baja confirmada de Gundogan, Kroos y Khedira se perfilan como los titulares en la medular, aunque Can o Weigl también pueden tener posibilidades.

El problema con su columna vertebral

El centro del campo titular en la copa del mundo fue clave para la consecución del título. Aún recuerdo el 1-7 ante Brasil en semifinales con Schweinsteiger, Kroos y Khedira espectaculares. Por desgracia para Alemania, los tres centrocampistas titulares en ese campeonato no están en su mejor forma, por lo que Löw tendrá que solventar ese problema y tendrá el dilema de intentar recuperarles y confiar en ellos o apostar por otros jugadores que vienen pisando fuerte como Gundogan, Kimmich, Weigl, Geis o Dahoud.

Futuro envidiable

El fútbol alemán tiene una lista de jugadores jóvenes con un enorme talento que aseguran un futuro de ilusión y éxitos. Tras el adiós de dos míticos como Lahm y Klose, Löw tendrá que llevar poco a poco la renovación de una selección que seguirá siendo candidata en los próximos eventos que se darán cita. Alemania ha logrado salir campeón en las categorías inferiores en estos últimos años, como el campeonato de Europa sub-21 en 2009 con jugadores (Neuer, Boateng, Hummels, Khedira y Özil) que fueron esenciales en el mundial 2014. Los Kimmich, Stendera, Selke, Brandt (campeones europa sub-19 en 2014), Dahoud, Meyer, Timo Werner, Geis, Weigl o Knoche son jugadores muy a tener en cuenta.